Mi título

Jorge Asteguieta

ANECDOTAS

 

ADRIAN 2 AÑOS
Toda la familia mirando el telediario bien comoditos en el sofá cuando aparecen en una  de las noticias las imágenes de destrucción y desolación que ha dejado en un pueblo Latinoamericano el paso de un huracán: casas y árboles derruidos, movimientos de tierra, un verdadero caos… y añade Adrián
−¡Mirad!, por ahí también va a pasar el tranvía −nos dice convencido:
 
Cabe aclarar que, en ese momento, las obras del tranvía en nuestro barrio se encontraban en plena ebullición destrucción paisajística.
Una similitud la mar de acertada, ¿no creéis?
 
 
IKER 2 AÑOS
Iker en los columpios con su abuelo el yayo.
−Yayo, tírate conmigo por el tobogán −le pidió.
−Pero es que yo no quepo −contestó el abuelo Adrián.
−Yo sí que cabo, pero no te preocupes, cuando seas pequeño te tiras ­−dió por concluido Iker.
 
El ingenioso pensar infantil, auténtica magia y un gran tesoro de muchos kilates
 
 
ADRIAN 3 AÑOS
Dando la familia un paseo por el pantano de Garayo, íbamos explicándoles a Adrián e Iker que toda esta agua que veíamos, era la que más tarde salía por los grifos, que servía para ducharnos, para hacer la comida, lavar…
Un buen rato después, Adrián chuta su reglamentaria pelota, y acaba cayéndose al pantano, alejándose rápidamente y donde nos era ya imposible recuperarla.
Tras un pequeño momento de tristeza, nos comenta convencido:
−Cuando lleguemos a casa, abrimos el grifo de la cocina y esperamos hasta que caiga la pelota −dijo tan pichi.
 
No lo intentamos, lo reconozco.

 
 
IKER 2 AÑOS
A Iker, como a todos los niños, le encanta la bañera y jugar con su colección de muñecos de goma. Pero ¡ay!: cuando llega el terrible momento de aclarar la cabeza enjabonada empieza la verdadera pelea. No le gusta pero que nada que le resbale agua por los ojos. Un día de estos que os cuento y, viendo que se acercaba el fatídico momento, nos dice:
− ¡Qué no me eches agua por la cabeza, qué no quiero tener el pelo negro,  qué no lo laves, que lo quiero tener verde!  (su color favorito).
 
Ya está solucionado pensó aunque, al ingenioso, al final, no le acabó resultando el plan.  
 
 
 
ADRIAN 2 AÑOS
Paseando por la calle y después de alcanzar a Adrián tras una de sus repentinas carreras sin meta definida, le decimos:
−¿Y cómo te pierdas, dónde le vas a decir a la policía que vives cuándo te encuentre?
−Pues en Vitoria, en el numero cuatro, donde hay muchos coches de Rayo MC Queen −contestó.
 
Elemental, y seguro que la encuentran, ¿a que sí?


IKER 2 AÑOS
−Mama, mamaaa, tengo un “animal” en la mano. No ya se ha ido.
Y la hormiga le recorría el brazo asustada por los gritos. (agosto 2009-Brozas)






 foto abril 2009


ADRÍAN 4 AÑOS
A Adrián le gustan tanto los juguetes que un día le preguntó a su madre:
-¿Mamá, en que trabajo se gana mucho dinero?
-¿Para qúe quieres saberlo? -preguntó su madre..
-Por que si gano mucho dinero así podré comparme todos los juguetes que quiera.
- Notario, sí notario, en ese trabajo se gana mucho dinero y, además, solo tienen que escribir su nombre y, eso, ya sabes tú hacerlo muy bien -concluyó su madre.

Pocos días después, habiendo espinacas para comer; Nati, la madre de Adrián le decía:
-Vamos Adrián, cometé las espinacas que sino no te vas a hacer fuerte.
-No me hace falta ser fuerte mamá, como voy a ser notario...

Sí, con la misma cara de tontos que tu nos quedamos nosotros la verdad.



IKER 3 AÑOS
Cansado de pasear con su bici, dice Iker:
-Bueno, aquí dejo aparcado mi veháculo.

Días después, cenando filete con patatas fritas, dice:
-Yo las patatas las quiero con Vanesa (mahonesa).
¿Será una novia que tiene por ahí, aspirante a futura nuera, que aún no tenemos el gusto de conocer.

Otro día, paseando por la calle, se escuchan de fondo el retumbar de unos petardos.
-He escuchado los fuegos especiales (artificiales) -nos dice.






foto mayo 2010


ADRIAN 3 AÑOS, IKER 2
Ibamos en el coche preguntando a Adrián sobre los asuntos trascendentales de la vida...

-A ver Adrían ¿tú, cuántas novias vas a tener?
-Yo una, Annie (personaje de dibujos de los little einstein) -contestó Adrian.

Iker iba muy atento a la conversación e, interesado, añadió.
- pues yo una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve y bien -dijo demostrando su genio matemático y sus artes de futuro Don Juan.

-Pues vas a tener muchos problemas -concluyó Adrián.



IKER 3 AÑOS
En la playa, Iker quería dar forma a un molde de tortuga, la rellenó de arena varias veces pero la tortuga se resistía a salir.

-Papa, no me sale... -decía a medio enfadar.
-Es porque tienes que hacerla con arena humeda -le contesté.

Cogió su cubo decidido y dijo:
-Vale, pues me voy a por agua oxigenada (salada).

Al poco con cierta ayuda la tortuga tomó forma... muy oxigenada eso sí.



ADRIAN 5 IKER 3 (BROZAS-AGOSTO 2010)
 
            Como Adrián acababa de cumplir cinco años su padre le aconsejó que dijera en las piscinas del pueblo que aún tenía cuatro años, que así, con este viejo truco catalan, el euro lo podría invertir más tarde en un delicioso helado. Nadie más sabía entonces del malévolo plan…
 
Al rato, la madre de Adrián, su hermano Iker, la tía Amaya y el propio Adrián se encaminaron alegremente a las piscinas.
En cuanto Adrián entró por la puerta anunció a voz en grito ─¡tengo cuatro años!
─No, tu tienes cinco Adrián ─dijo Iker convencido.
 
Adrián retiró a Iker a un apartado y le dijo (mientras todos le escuchaban) que había que decir que se tenía un año menos para poder gastar el euro en helados.
 
─Yo tengo dos ─terminó rectificando Iker el muy astuto.
─Pasad, pasad ─les dijo la chica de las piscinas sin poder aguantarse la risa.
 
Y sí, la madre de Adrián e Iker y la Cuñada Amaya intentaron, después de esto, pegar a Jorge en cuanto le vieron.




IKER 4 AÑOS
Era una tarde gris, el mejor escenario para una guerra de poder mental, padre contra hijo...

A ver Iker tengo una pregunta para ti dijo Jorge (padre). Tú eres tú, yo soy yo, ¿quién es más tonto de los dos?
Iker se queda mirando a su padre, desfiante, calculando, y decide poner su índice derecho sobre la narizota de su padre.
Un segundo después remata: ¿Mamá, a qué papa es el más tonto?

Y quedó bien demostrado, había que reconocerlo.


ADRIÁN 5, IKER 4 AÑOS
Pintando sus dibujos, Iker y Adrián, suelen compartir pinturas y rotuladores.
−Déjame el ertulador verde Iker −pidió Adrián
−No, estoy pintando yo.
−Pero si el agua se pinta azul no verde −explicaba Adrián sobre el mar.
−Mi agua es verde
−pues está mal −chilló Adrián
−Uuuuuuuyyyyyyy toma, eres un cabreón.

¿Qué habrá querido decir con CABREON, una mezcla de cabreado y...?



Carnaval 2011


IKER 4 AÑOS
En un hotel de La Pineda con régimen de TI (todo incluido) la recepcionista le coloca a Iker la famosa pulserita y le dice…
−Y con esta pulsera puedes pedir lo que quieras cuando tengas hambre o sed o quieras…
Iker, con la pulsera atada ya en la muñeca, se la coloca frente a la boca y contesta:
−Perrito caliente y un Gormiti por favor −Nadie pudo contener las carcajadas la verdad.
 
Una semana después echando la primitiva con su tío Álvaro…
−Al que acierte seis números le compro la mejor Wii del mundo mundial −les  prometió Álvaro a Iker y Adrián dejando que cada uno de ellos rellenara una columna.
−Yo ya voy acertando dos −dijo Iker tras dejar sus equis sobre dos números−, el siete y el doce.









 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=